TANIA MARTÍNEZ MONTERO (psicóloga)
  • Pilar: ¿Sabes de lo que me he enterado? La hija de María, la de la pescadería, se ha quedado embarazada.
  • Dolores: ¿¡Sí!? ¡Cómo lo sabía! Se veía venir que esa niña acabaría dando algún espectáculo. Siempre ha sido muy ligerita de cascos.
  • Pilar: Normal, con la madre que tiene… Tantos modernismos, tantas tonterías sobre la mujer moderna…
  • Dolores: Bueno y eso no es todo, por lo visto con el marido no está muy bien. Dicen que se van a separar. Seguro que ella habrá echado alguna canita al aire… No es una mujer de su casa…
  • Pilar: Se lo tienebien merecido la verdad.

Situaciones como esta se dan cada día en múltiples lugares del mundo. Chismes, cotilleos, habladurías, marujeos y un sinfín de definiciones más que hacen referencia a este tipo de encuentros. Pero, ¿por qué y para que cotilleamos? ¿De qué nos sirve cotillear? ¿Es cierto que el cotilleo es cosa de mujeres? ¿Deberíamos acabar con todo tipo de cotilleo?

COTILLEOEn contra de lo que podemos pensar, el cotilleo tiene una función social importante. Es gracias al cotilleo que se establecen unos vínculos más íntimos con las personas que intervienen en el cotilleo. Esto hace que se establezcan nuevas relaciones de confianza e intimidad y que las existentes se refuercen. En definitiva, aumenta el grado de confianza y compenetración entre quienes lo practican. Pero, si esto es así, ¿por qué está tan mal visto?

Para responder a esta preguntar tenemos que diferenciar entre los 3 principales tipos de cotilleos que existen:

  1. Información:este cotilleo sirve como transmisión informativa, mantiene a los miembros de un grupo informados de las actualidades.
  2. Moralización:trata de transmitir las normas que existen en las diferentes sociedades y grupos, por ejemplo: en el grupo de amigos, en el grupo de trabajo, en el pueblo, etc.
  3. Entretenimiento:es un tipo de cotilleo al que se le atribuye una intención más maliciosa y en la cual existe mofa o regocijo sobre la persona o personas ajenas.

El primero de ellos, el de Información, es el más inocuo, pues es un mero canal de comunicación. El cotilleo de moralización supone un arma de doble filo, pues aunque nos hacen conscientes de las normas sociales, pueden no ser estas muy respetuosas o no ser actualizadas con el paso del tiempo. Esto puede llevar a situaciones en las que se tachen de inapropiadas conductas alternativas, aprovechando la ocasión para derivar en el tercer tipo de cotilleo, el de entretenimiento. Es aquí cuando factores más personales y aspectos de nuestra propia vida, de los que no estamos especialmente satisfechos, se inmiscuyen para dar paso al regocijo de una desgracia ajena, para añadir información inapropiada o con un motivo oculto sin ser cierta, incluso llegando a la expulsión o aislamiento de uno o varios de los miembros del grupo por interés personal.

Tradicionalmente, el cotilleo se ha asociado a la mujer. La diferencia entre hombres y mujeres es el tipo de cotilleo que presentan, pues en hombres suele ser más superficial y de tipo informacional. Algunos estudios muestran el origen y la razón del cotilleo en la mujer y es que cuando un grupo de mujeres conversa, suele ser frecuente que su conversación sea sobre experiencias personales negativas en clave de humor, que sirven para aliviar los sentimientos de vergüenza y buscar la empatía del resto de mujeres. Esto es conocido como el humor de apoyo. Para ser más concretos en un estudio sobre este fenómeno concluyeron que los comentarios que solían hacer las mujeres eran para burlarse de los estereotipos sexistas que circulaban en la sociedad, subrayando por tanto la función subversiva, es decir, promoviendo el cambio de ideas y valores en la sociedad.

En definitiva, podemos decir que el cotilleo tiene funciones importantes en la sociedad, manteniendo las normas o promoviendo un cambio deestas y estableciendo y fortaleciendo lazos sociales. Del mismo modo está considerado como un arma para romper la armonía social y reestructurar las alianzas del grupo.

Después de saber esto, ¿sigues viendo el cotilleo del mismo modo? ¿Hasta dónde llegarás ahora con tus cotilleos? Como dijo Sócrates a un ciudadano ateniense que llegó a contarle un chisme. “Si no estás seguro de que sea cierto, no es algo bueno y no será provechoso, ¿por qué quieres hablar de ello?”.

Share This

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Mas información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Para más información pulse aquí

Cerrar