Los ataques de ansiedad o ataques de pánico son algunos de los problemas psicológicos que protagonizan la historia de muchos pacientes que acuden a nuestra consulta.

imagesDurante el rato que dura ese ataque de ansiedad, los pacientes describen síntomas como taquicardia, dolor en el pecho, ahogo, respiración rápida y entrecortada, sensación de asfixia, sudoración, hormigueo o entumecimiento, nauseas, sensación de irrealidad, despersonalización (estar separado de uno mismo), miedo a morir, miedo a perder la razón, a volverse loco…

La duración de un ataque de ansiedad es breve, se establece que la máxima intensidad en la vivencia de los síntomas se da a los 5-10 minutos del inicio de la sintomatología y a continuación va decayendo en intensidad conforme va pasando el tiempo. Una de las explicaciones del carácter temporal y limitado del ataque de pánico estriba en que la respuesta de ansiedad está acotada en el tiempo.

Esto quiere decir que nadie puede vivenciar un ataque de ansiedad durante muchos minutos más por el carácter limitado en el tiempo de la propia respuesta fisiológica de la ansiedad. Igualmente sí puede generase posteriormente al ataque de pánico sintomatología relacionada con malestar, cansancio extremo, desorientación, enlentecimiento motor pero ya no como parte de la subida  de ansiedad en sí, más bien serían como las consecuencias de dicho vendaval de sensaciones experimentadas durante el ese espacio de tiempo previo.

Una de las circunstancias que generan más desasosiego en pacientes con este problema es el carácter repentino de su presencia y de cómo las manifestaciones de ansiedad extrema llegan sin avisar y sin que muchas  veces medie ningún evento o vivencia intermedia con la que justificar esa sintomatología tan desagradable.

¿Cómo funciona un ataque de pánico?

Una crisis de ansiedad empieza con una situación o un pensamiento determinado (que el paciente puede no identificar) que provoca pensamientos que producen temor, y a su vez se genera activación física (aumento del ritmo cardíaco, hiperventilación…).

Todo ello aumenta la preocupación y el miedo generado, lo que provoca un aumento de las sensaciones físicas desagradables y desemboca en una sensación subjetiva de terror incontrolable y de que algo horrible puede ocurrir.

¿Son peligrosos los ataques de pánico o de ansiedad?

La respuesta es NO

Aunque la vivencia subjetiva de estar sufriendo un ataque de ansiedad es muy desagradable, por sí mismo, no genera más problemas que el de “pasar un mal rato”. Un periodo de tiempo que cuenta con un inicio y un final. Todos a lo largo de nuestra vida podríamos sufrir un ataque de ansiedad y eso no nos convierte en carne de cañón para psicólogos.

 

¿Cuándo conviene pedir ayuda entonces?

El problema principal es cuando dichos ataques se vuelven frecuentes, o se dan no de forma frecuente pero sí ante una misma situación concreta (alguna actividad en concreto, ir a algún lugar determinado). Otro de los indicadores de gravedad o de necesidad de recibir ayuda profesional sería si el haber sufrido dichos ataques de ansiedad hace que dejemos de hacer cosas o tendamos a evitar situaciones que pueden aumentar nuestro nivel de ansiedad. Es ante este tipo de circunstancias cuando la persona que los sufre sí requiere tratamiento psicológico.

¿Qué se trabaja desde el tratamiento psicológico?

 

El abordaje que ha demostrado ser útil a nivel terapéutico sería el tratamiento psicológico desde la perspectiva cognitivo conductual. Con pacientes con esta sintomatología trabajamos ayudando a la persona a reconocer los antecedentes asociados a la crisis de ansiedad, facilitándole la comprensión sobre cómo funcionan las respuesta de ansiedad en nuestro organismo y aportando herramientas al paciente para el control de sus síntomas.

Para concluir, es bueno comentar que por las características del problema en sí, las sesiones de evaluación e intervención psicológica haciendo uso del marco cognitivo conductual suelen estar muy acotadas y estructuradas. Esto permite al paciente observar cambios y mejoría de forma bastante rápida siempre y cuando se sigan las indicaciones marcadas desde consulta.

Share This