“El cambio no es sólo parte esencial de la vida, es la vida misma.” ALVIN TOFFLER.

El Tren de la VidaEl cambio es inevitable en nuestras vidas, queramos aceptarlo o no la gente, las circunstancias y nosotros mismos cambiamos.

Negar los cambios es negar la vida.

Desde que venimos al mundo, nuestra vida es un constante cambio evolutivo, tanto a nivel biológico (nuestro cuerpo va experimentado cambios desde nuestra más temprana infancia hacia la adultez o vejez), como psicológico/emocional, situacional o contextual (nos vamos a estudiar o trabajar fuera de casa, nos cambiamos de ciudad, de colegio,….).

ESTANCARSE = MUERTE EN VIDA:

“Nuestra naturaleza está en la acción. El reposo presagia la muerte.” SÉNECA.

Aunque nos impacte esta afirmación, lo que permanece quieto en la vida es porque está muerto. Lo único que no acepta cambio es la muerte. Sorprende cómo los seres humanos nos aferramos al “statu quo” llegando, incluso a convertirnos en personas “muertas en vida” que no se atreven a cambiar por miedo a equivocarnos o por perder la seguridad conocida. Es frecuente escuchar afirmaciones del tipo: “No estoy a gusto con la vida que llevo pero…podría estar peor…quién me garantiza que haciendo otra cosa estaré mejor…más vale lo malo conocido,…y si me equivoco…” que contribuyen a que la persona continúe o permanezca en una situación que le desagrada (o no le termina de gustar) pero que como le es conocida, le proporciona cierta seguridad y estabilidad.

“Vivimos mientras nos renovamos.” HENRI F. AMIEL.

¿Por qué nos dan tanto miedo los cambios?

  • El cambio puede provocar algún tipo de pérdida personal (amigos, familia, pareja,….), contextual (hogar, lugar de trabajo/estudio,…), emocional, moral,…
  • Porque no podemos saber, de antemano, si el resultado de dicho cambio irá en la dirección deseada o no. La falta de control que sentimos sobre el resultado genera angustia.
  • Porque tenemos miedo a equivocarnos.
  • Porque manejar una situación nueva o diferente genera incertidumbre, y esta sensación suele ser bastante desagradable para la mayoría de las personas (lo conocido nos es previsible, nos da seguridad).

Cuando no se acepta que la vida es cambiar y nos resistimos a ello, esto puede generar altos niveles de ansiedad, frustración y gran insatisfacción que pueden sumir a la persona en un grave estado emocional de malestar. Lo cierto es que,  a las buenas o a las malas, el mundo se mueve y el cambio no siempre nos consulta si estamos de acuerdo. ¡Simplemente se da! ¡O me subo al “carro” del cambio o el cambio me atropella!

“Cualquier cambio, incluso un cambio para mejorar, va siempre acompañado de molestias e inconvenientes.” ARNOLD BENNETT.

LA ZONA DE CONFORT.

“Hay todo un mundo de ilimitadas oportunidades a tan sólo unos pocos pasos de tu zona de confort.” ANÓNIMO.

Nuestra zona de confort nos hace sentir seguros. Abarca todo aquello que conocemos, esos ambientes de los que nos sentimos parte y en donde estamos totalmente a gusto. Entonces ¿por qué salir de ahí? ¿cómo hacerlo?

Seguramente piensas que si estás tan a gusto en tu zona de confort, no tiene mucho sentido salir de ella. Sin embargo, cuando somos capaces de hacer esto nos permitimos afrontar nuestros límites, conocer nuevas personas, vivir nuevas experiencias, tener nuevas oportunidades,… y lo más importante nos permite VIVIR ACTIVAMENTE.

images (2)

“Crecer no es otra cosa que abandonar las seguras fronteras anteriores para recorrer espacios diferentes y para poder vivir nuevas experiencias.” JORGE BUCAY.

Afrontar situaciones nuevas, tomar decisiones que nos lleven a adoptar cambios en nuestras vidas nos permiten tomar conciencia de nuestros retos, miedos y, en general, nuestras inseguridades.  Sabrás que estás pisando este terreno cuando las ideas de cambio te hagan sentir estrés, sientas envidia de quienes ya están en ese punto al que deseas llegar, estés ansioso sobre si lo lograrás o no, trates de poner excusas para no hacer lo necesario y la autocrítica aumente considerablemente, sobre todo ante los pequeños fracasos.

barca

“La gente no puede descubrir nuevas tierras hasta que tenga el valor de perder de vista la orilla.” ANDRÉ GIDE 

¿CÓMO AFRONTAR EL CAMBIO?

1. Reconoce tus límites

Estamos cómodos en nuestra zona de confort porque nos hemos adaptado de tal forma que nuestros límites no se ven tocados. Pero cuando salgas de tu zona de confort, comenzarán a revelarse todas esas barreras internas o externas que tenemos. Lo primero que debemos hacer es reconocerlas, darles su importancia y pensar en cómo vencerlas.

2. Busca compañía

Salir de nuestra zona de confort solos puede ser complicado, pero si hay alguien que comparta ese interés todo puede ser más fácil. Puede tratarse de algún amigo que busque lo mismo, familiares, pareja o un terapeuta que te dé su punto de vista y te ayude a identificar los cambios que requieres.

3. Aprende a aceptar

Cuando estamos en nuestra zona de confort nos acostumbramos a que las cosas sean de una determinada forma. Cuando decidimos salir, nos encontraremos con aspectos que no podemos manejar o controlar. En este caso, es importante que aprendamos a aceptar las situaciones que se nos presentan.

4. Imagina lo que quieres y trabaja en la dirección deseada.

Los grandes cambios se consiguen con pequeñas acciones diarias. Cada pequeña acción que llevas a cabo te ayudará a ampliar tu perspectiva.Horizonte

 

Salir de la Zona de Confort es una actividad muy importante para CRECER COMO PERSONAS. Son muchas las personas que se estancan, porque no les gusta cambiar sus rutinas o tienen un tremendo miedo a equivocarse y perder lo que tienen, por insatisfactorio que sea. Aquellos que de verdad persiguen sus sueños y están dispuestos a intentarlo, saben que para lograrlo tienen que:

1. Enfrentarse a sus temores.

“El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son.” TITO LIVIO.

2. Romper con los mismos hábitos (si queremos que las cosas cambien debemos hacer cosas distintas)

La manera de enfrentar el cambio, depende, en gran parte de nuestra autoestima:

  • Cuando nos sentimos seguros y capaces, vemos el cambio como un reto o una motivación positiva.

“Tu yo esencial es estable y permanente; por lo tanto nada tiene que temer del cambio. Lo desconocido es necesario para el cambio. Cuando hagas las paces con ese hecho, el mundo se transformará y dejará de ser un lugar de riesgo constante para convertirse en el patio de recreo de lo inesperado.” DEEPAK CHOPRA.

  • Cuando nos sentimos incapaces o poco valiosos, el cambio nos disgusta e incluso nos asusta.

Nuestra manera de enfrentar el cambio depende, en gran medida de lo que hemos aprendido a lo largo de nuestra historia. Sin embargo, siempre podemos re-aprender a enfrentarlo de manera positiva, aprendiendo de él y mejorando nuestra vida.

“No podemos controlar muchas de las cosas que nos suceden, pero podemos controlar cómo reaccionamos ante éstas.” ANÓNIMO.

La clave no es no tener miedo, la clave es AFRONTARLO a pesar de miedo.

“El miedo llamó a la puerta, la confianza abrió y fuera no había nadie.” ANÓNIMO. 

images

 

Share This

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información. Mas información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Para más información pulse aquí

Cerrar