Servicios/Psicología clínica adultos /

Control de la ira e impulsos.

Los problemas relacionados con la ira y un bajo control de impulsos asociados a esta emoción, son uno de los principales motivos de consulta psicológica.

196h

La persona que padece este problema se caracteriza por:

  • Reaccionar de forma exagerada o desproporcionada al estrés (inconvenientes, desacuerdos, ruptura de expectativas,..)
  • Pérdida de control de sus acciones. De esta forma, acaban “estallando” de forma frecuente contra aquello o aquellos que los “contrarían”.
  • La pérdida de control puede incluir: amenazas, intimidación, violencia verbal y/o física.
  • El grado de hostilidad es tal que después del episodio de ira, la persona suele arrepentirse o avergonzarse de su comportamiento.
  • La persona que padece este problema alude no poder controlar su carácter.


Recomendaciones

Cuando llegamos al punto de considerar que la rabia o enfado que manifestamos o manifiestan hacia nosotros (padres, hijos, pareja,…) son un problema, dado el daño o el impacto que generan sobre nuestro entorno más cercano, puede ser de gran ayuda consultar con un profesional que nos ayude a gestionar este tipo de reacciones emocionales.

 


 

Post Relacionados:

CONTACTA CON NOSOTROS

O si prefieres, deja tu número de teléfono y te llamamos sin compromiso:

Share This